20100505

tiro y uso racional del armamento

.



Algo que se cae, desde la ventana lo miro, es el sol o una estampida de luz anarajando la ciudad. También un hueco o el firmamento desgarrando su ano sobre la multitud, lo miro y se hace más redondo: al cielo le falta un bocado, porque habiendo recibido un disparo todavía sangra luz por su único ojo.

La normativa expresa la inconveniencia de ese disparo, pero la civilización hace propios todos los errores y un cadete de la duermevela pone y saca el seguro de la reglamentaria. La noche no cae, la noche no sube, más bien se queda a dormir en casa de otros. Con un pedazo de fierro enfriamos las manos y santificamos la posibilidad de ser descubiertos.

Sensibilizar al cadete, limitar el daño al mínimo, anestesiar.




.

2 comentarios:

Matías R dijo...

La normativa expresa la inconveniencia de ese disparo

Me gusta tu espacio, lo blanco de este espacio. Y gracias por compartir el manifiesto infrarrealista.

carla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.